Novedades

Proyectos de Argentina, Perú y Chile fueron reconocidos en Concurso Internacional de Inventos Patentados de Prosur

Una innovación que combate los efectos del rotavirus obtuvo el primer lugar del certamen. Se trata de un desarrollo generado al alero del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina y cuya patente fue concedida en junio de 2017.


Con el objetivo de estimular la innovación y el uso del sistema de patentes, PROSUR desarrolló su Primer Concurso de Inventos Patentados. La instancia convocó a innovadores de los países miembros que hubiesen protegido sus invenciones en los últimos 5 años.

La premiación se llevó a cabo en forma paralela, en tres países diferentes.  El primer lugar fue obtenido por un equipo de científicos argentinos, que logró proteger un invento basado en nano anticuerpos derivados de camélidos, que son capaces de neutralizar diferentes variantes del rotavirus.

Entre los criterios de evaluación se tuvo en cuenta el potencial para la generación de beneficios sociales, su impacto ambiental, la generación de beneficios económicos, la variable de internacionalización y su enfoque de género.

El equipo de investigadores que se quedó con la máxima distinción, está compuesto por Lorena Laura Garaicoeachea, Gisela Ariana Marcoppido, Gladys Viviana Parreno, Thomas Surrey, Aurelien Olichon, Silvia Sebastian Gómez, Jose Angel Martinez Escribano y Andrés Wigdorovitz.

Como parte del reconocimiento, la invención será presentada, en la versión 2019 de la Feria de Innovación de Ginebra, Suiza, que anualmente desarrolla la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual – OMPI.

El segundo lugar también fue para Argentina. La invención que se llevó ese galardón fue patentada por Jorge Ernesto Odón, quien propuso una solución técnica de bajo costo para mejorar el proceso de parto, con alta efectividad para las emergencias en obstetricia.

En tanto, el tercer lugar lo comparten invenciones de Perú y Chile. El primero es una tecnología para la industria automotriz. Se trata de un dispositivo patentado por Rodrigo Coquis Sánchez-Concha que permite eliminar bacterias en combustibles fósiles, para prevenir fallas en inyectores y bombas.

Por su parte, también fue premiado el desarrollo científico del equipo chileno integrado por Alexis Kalergis Parra, Pablo González Muñoz y Susan Bueno Ramírez,  que comprende una formulación inmunogénica que confiere protección contra la infección o patología causada por el virus respiratorio sincicial. El proyecto fue generado gracias al apoyo de la Pontificia Universidad Católica de Chile. A juicio del jurado, esta innovación tendrá enormes implicancias en la salud de la infancia.

Para acceder a más información y acceso a las patentes premiadas, ingrese al siguiente enlace: